12 cosas que hacer en Usera IMPRESCINDIBLES

#0 Sofistifícate en el Matadero

La visita ha de comenzar en realidad en el colindante distrito de Arganzuela, en el Matadero (<M> Legazpi). Es un lugar sin mucho para ver, pero es muy buen punto de partida para el tránsito iniciático desde el sofisticamiento hacia la realidad. Lo dejamos atrás cruzando el puente sobre el río Manzanares.

#1 Firma contra la reforma de La Central del Buen Gusto

Jamones colgados en la antigua Central del Buen Gusto. Foto © Anónimo García

La primera parada tras cruzar el puente es la icónica Central del Buen Gusto. Llegamos a ella por su garaje, en la parte de atrás (c/ Antonio López 206). Hay una señal que prohíbe la entrada a pie, pero podemos saltárnosla con confianza. En seguida nos recibe una poesía:

Su majestad el jamón
Rey de los manjares
en la tierra y en los mares
no existe manjar mejor

Al adentrarnos en el garaje encontraremos unas fotocomposiciones que representan una especie de mezquita de Córdoba con el techo lleno de jamones. Entre ellas hay unas escaleras, que tomamos para salir a la entrada principal de La Central del Buen Gusto. Si por casualidad nos perdemos, unas patas de jamón pintadas a lo largo de toda su fachada nos dirigirán a la entrada.

Un grupo de turistas visitan La Central del Buen Gusto. Foto © Anónimo García

Lo primero que nos sorprenserá al ver su impresionante fachada es que no pone en ninguna parte “Central del Buen Gusto”. En efecto, en un intento por adaptarse a los tiempos, los dueños hicieron una reforma en el verano de 2023 que eliminó muchos de sus elementos característicos: el nombre, el busto del fundador, o los jamones colgando del techo, entre otros muchos. Por suerte, un grupo en memoria de La Central del Buen Gusto recuerda estos elementos la web buengustodeverdad.blogspot.com, que animamos a visitar. La página cuenta incluso con una petición de firmas para revertir los cambios.

#2 Charla con Xien, el “chino facha”

Xien “el chino facha” con un ejemplar de nuestro libro Arte facha, que puedes conseguir aquí. Foto © Grimas

El bar Una Grande Libre (C/ Matide Gayo, 7), popularmente conocido como el chino facha, es un lugar único. Está abigarradamente decorado con toda clase de iconografía franquista en la que perder la mirada; pero sin duda lo singular es charlar con Xien, el dueño. Él mismo suele entablar conversación con la clientela para contar algún chiste racista. Se trata de uno de los últimos espacios donde expresarse libremente sin miedo a represalias. La tapa de la casa es patatas fritas con jamón, que forman los colores de la bandera de EspaÑAM.

#3 Admira la decoración de Casa Ciri

Casa Ciri. Foto © Grimas

Adentrándonos más en Usera nos encontramos con Casa Ciri (C/ Amor Hermoso 21), un curioso bar franqueado por dos naipes. No es casualidad: su dueño, Josele, es campeón de España de mus. La decoración es excepcional, con azulejos decorados con escenas andaluzas, una cabeza de toro, carteles post-artísticos y fotos a doble exposición que representan las señas del mus, entre otros elementos. No te sorprendas si cuando lo visites encuentras un maratón de mus, una peña taurina o a las Siete Magníficas de Usera.

#4 Reflexiona sobre la realidad y la representación en Phone Shop

Esta tienda, que encontraremos en el número 62 de Nicolás Sánchez, parece el clásico establecimiento de reparación de móviles y venta de cachivaches electrónicos para el tecnófilo de hoy. Sin embargo su fachada guarda un peculiar secreto: un metamural en el que un ordenador roto en la representación se transforma en un roto en la realidad. Al asomarnos, el agujero nos transporta a otra existencia: una hermosa fachada de azulejos. Ironía e historia se dan la mano en este particular enclave.

#5 Conoce la obra de un artista local

El portal de Rafael. Foto © Grimas

Uno de los personajes más singulares del barrio es Rafael, un artista cuyos referentes son el rock y el dada, y que formalmente nos recuerda al arte de otro Rafael, el cartelista del último cine X de Madrid. Su portal es una microgalería donde expone sus obras, y en los alrededores de la calle y en las ventanas podremos ver otras creaciones: carteles en los que conmemora la Ley Corcuera, homenajea a “los dos migueles” (Gila e Induráin) o aborda la relación entre gitanos y payos chinos. Asómate al portal de la calle Antonio Salvador 97 y déjate atrapar por sus carteles y piezas.

#6 Descubre la memoria en el restaurante Lao Tou

En en número 32 de la calle Nicolás Sánchez encontramos un restaurante que mantiene su historia intacta. En la actualidad se llama Lao Tou y ofrece comida china bajo amplios murales taurinos. En sus cristales y toldos podemos comprobar las identidades pasadas del local: restaurante y marisquería Hermanos y restaurante El Quite. Se agradece que los emprendedores chinos conserven el patrimonio local, a diferencia de la despreocupación de los españoles, como en La Central del Buen Gusto.

#7 Toma un descanso relajante en los bares El Vermut y Apolo

Alivio refrescante en El Vermut. Foto © Anónimo García

Dos magníficos bares contiguos que encontramos en Nicolás Usera, números 104 y 108, son el Apolo y El Vermut. El Apolo nos recuerda a un diner americano a la española, mientras que El Vermut tiene un magnífico mural de una playa. Sin duda un alivio en el denso paisaje urbano de Usera.

#8 Sube una foto a tus redes en el Bar Chernobil

Turistas en el bar Chernobil. Foto © Anónimo García

En la calle Gabriel Usera 9 nos encontramos con un bar de nombre curioso: Chernobil. Su brillante luz blanca no invita a entrar, pero este ejemplo vivo de antimercadotecnia bien vale una foto para redes sociales.

#9 Descubre el escaparatismo del Centro Médico Oporto

Un vecino observa la representación de una corrida de toros en el Centro Médico Oporto. Foto © Anónimo García

Incluimos tres enclaves cercanos, que no están en Usera pero que merece la pena visitar. El primero de ellos es el Centro Médico Oporto (Plaza San Vicente de Paul, 2), una auténtica galería al aire libre que cambia según la época del año y los eventos de actualidad. Semana Santa, feria de San Isidro, el Brexit o los diversos campeonatos de fútbol son los motivos que conmemora este centro de salud, en el que cada visita es una experiencia única.

#10 Arráncate con una jota segoviana en el Café Astral

Foto © Anónimo García

Con una cocina española gourmet, este bar de reducidísimas dimensiones sito en el Camino Viejo de Leganés, número 82, es de los mas selectos del barrio. Llama la atención su bonito frontispicio, que data de 1990. Su página web, además, presenta un ingenioso copy:

«A Goya le gustaba mucho Carabanchel, tanto es así que pasó en la finca Quinta del Sordo sus últimos años, allá cuando a este lado del río todo era campo.

Quizá por entonces no se estilaba el buen comer por estos lares, pero de haber nacido en este siglo, la cocina del Café Astral le hubiese inspirado para esos bodegones la mar de realistas.

Y es que es ver el cochinillo de Segovia de este bar y cualquiera se arranca con un óleo o con una jota segoviana.»

Si pides su cochinollo de Segovia, ¡no te olvides de acudir con una guitarra o un lienzo y pinceles!

#11 Menea el bigote y la pierna en la Plaza del Rock

Foto © Anónimo García

Acabamos la ruta en un lugar singular: los bajos de Opañel, también conocidos como “la Plaza del Rock”. En ella encontramos diversos bares de tapeo, cena y música rock, rodeados de un envolvente paisaje de Toldo Verde. Recomendamos la comida exquisita y barata de La Piazzola y mover la pierna a ritmo del heavy que Juan pincha en el Texola. Y ya, con la satisfacción de una visita bien hecha, nos podemos retirar a casa en la estación de metro de Opañel, que está al lado.

Leave a Comment

Envío gratis a partir de 25€!